Los buzos y buzas protagonistas en el documental ESCLAVIZADOS, fuera del agua

IMG 6776Brilla el sol en Cahuita, y a pesar de que es domingo, un grupo de jóvenes se reúne a estudiar en la Casa de la Cultura del Calypso. Apenas a pocas cuadras se despliega el Parque Nacional Cahuita, con una extensa playa paradisíaca. “Ojalá estuviéramos en el agua”, comenta uno. “Hay que vivir el presente, algunos días nos toca sumergirnos y otros días nos toca estudiar”, le responde otro.

Fotos María Suarez Toro, 
CCB Embajadores. Mayo, 2019
Tres buzos del Centro Comunitario de Buceo repasan las tablas de inmersión. Se trata de los buzos que integran el Centro Comunitario de Buceo Embajadores y Embajadoras del Mar. Para ellos, aprender a bucear e incluso certificarse en la disciplina, no tiene costo alguno. Sin embargo, para sumergirse en el océano, deben comprometerse a estudiar los conceptos teóricos necesarios.
                                                                               
IMG 6772“El proyecto del Centro Comunitario se pensó desde sus inicios para los jóvenes de lazona, para darles oportunidades de crecer y desarrollarse”, explica Armando Mesen, instructor de buceo. Su colega Giovanni Sandoval lo secunda: “Yo veo que Puerto Viejo recibe cada vez más gente y que se genera pereza y exceso de fiesta. Este proyecto es para pensar en nosotros como comunidad y pensar también en la naturaleza, que nos ha protegido y alimentado durante tanto tiempo”.
Yara, de 15 años, aprende cómo calcular el tiempo y profundidad para sumergirse de forma segura.
                                                                             
La materia repasada por los buzos aprendices en esta soleada jornada en la Casa Cultural del Calypso corresponde a la de las tablas de inmersión. Es decir, la forma en que deberán planificar cuánto tiempo y cuánta profundidad alcanzarán sumergidos en el agua a la hora de bucear. Esta información ayuda a evitar problemas causados por la descomprensión.
“Cuando era más chiquito, el buceo era algo que solo se veía en la televisión, porque solo la gente con plata podía practicarlo”, explica Germaine Reid (29) quien nació en Limón y se integró hace dos meses al Centro Comunitaria de Buceo Embajadores y Embajadoras del Mar. “Este proyecto le da la oportunidad a gente, como yo, que pensó que nunca en la vida iba a llegar a bucear. Con esta experiencia, además, nos están abriendo las puertas para valorar nuestra propia cultura”.

cursoEn el frente Germaine Reid sonríe a la cámara y detrás, el instructor Giovanni Sandoval.
"Cahuita me ha traído oportunidades que nunca pensé tener como limonense joven y por eso voy a seguir aprovechándolas y haciéndolas posible para muchos otros... la celular no se comparara con la experiencia de estar en el fondo del mar buscando vida", dijo a este medio al culminar su primer curso en buceo.
Los nuevos buceadores como él, pasan ahora a un segundo nivel Avanzado con el cual podrán concursar para las becas de capacitación continua que ofrecen en los Cayos de Florida los profesores de Youth Diving With a Purpose que esto semana han impartido un curso con los que ya completaron esos niveles.
Foto María Suárez Toro, Mayo, 2019
IMG 6769
Una producción con Puntos de Cultura de la Dirección de Cultura del Ministerio de Cultura y Juventud.
logos MCJ DC edit
Por Constanza Troncoso y 
María Suárez Toro,
CCB Embajadores, 15 de mayo, 2019